Imagen I+D
 

Gracias a la constante miniaturización en la electrónica de consumo (ley de Moore), en la actualidad ya disponemos de superordenadores  que nos caben en la palma de la mano, además de contar con un consumo eléctrico muy bajo. Gracias a esta potencia de calculo, ya es posible implementar abordo de los RPA algoritmos de Deep Learning (redes neuronales) y visión artificial para dotarlos de una mayor capacidad para percibir su entorno y tener una mayor autonomía.

En RPA Technologies  estamos trabajando para determinar cuales son las mejores plataformas hardware y software para implementar esta tecnología en futuros desarrollos.